Prostatitis en hombres y su tratamiento con medicamentos.

El tratamiento farmacológico de la inflamación de la glándula prostática se considera el más efectivo. Se puede iniciar en cualquier etapa de la enfermedad.

La terapia con medicamentos incluye muchos medicamentos que tratan la prostatitis en el hogar.

antibióticos

Esto incluye medicamentos de tipo tetraciclina, penicilina. Su propósito depende de la forma actual de la enfermedad. El especialista también presta atención al tipo de inflamación: recaída o exacerbación. La acción de los antibióticos está dirigida a eliminar la infección. Use drogas en supositorios, ungüentos, tabletas, inyecciones.

AINE (medicamentos no esteroideos)

Los componentes de estos medicamentos son el diclofenaco y el ketoprofeno. Utilizado en la etapa inicial para aliviar la hinchazón, eliminar el dolor.

bloqueadores alfa

Las preparaciones de este tipo relajan los músculos del canal urinario. No tratan la prostatitis, sino que eliminan los síntomas causados por el proceso inflamatorio.

antiespasmódicos

Los medicamentos alivian el dolor. Los músculos del perineo después de tomar este tipo de medicamento se alisan y relajan. También en casa, la micción se normaliza.

Analgésicos

Designado con el fin de calmar el tejido muscular, los músculos. Los expertos recomiendan que los hombres tomen analgin dos veces al día, por la mañana y antes de acostarse.

Macronutrientes y vitaminas

En el tratamiento de la prostatitis, el estado inmunológico es importante. Si el sistema inmunitario está debilitado, los síntomas pueden ser más graves. Las vitaminas y los elementos necesarios son importantes para el cuerpo masculino.

Zinc. Se puede comprar en una farmacia. Es un inmunomodulador natural. Los hombres de edad madura casi siempre carecen de zinc. La deficiencia de este elemento necesario puede conducir a problemas de la uretra. El zinc también se encuentra en los alimentos (carne roja).

Vitamina A. Con la terapia con medicamentos, el médico siempre prescribe vitamina A. Ayuda a restaurar la próstata y normaliza la síntesis de testosterona. Se encuentra en la calabaza y los huevos.

anticolinérgicos

Estos medicamentos normalizan el funcionamiento del sistema genitourinario.

¿Qué más tomar con la prostatitis?

El tratamiento de la prostatitis generalmente se basa en medicamentos. Son efectivos, pero en cualquier caso, la duración del tratamiento será de al menos un mes. A veces se tarda alrededor de un año en tratar la prostatitis, ya que una enfermedad desatendida puede pasar a órganos de terceros del sistema genitourinario.

El médico prescribe no solo antiespasmódicos y antibióticos de amplio espectro. También se consideran los antidepresivos y los medicamentos hormonales. Los primeros son necesarios para apoyar el sistema nervioso de los hombres, porque cuando escuchan el diagnóstico de "prostatitis", comienzan a preocuparse, aparecen complejos sobre su insolvencia. Es mejor eliminar los síntomas pronunciados de la prostatitis en el hogar con la ayuda de medicamentos de alta calidad, ya que el sistema nervioso de los hombres en este momento es propenso a la psicosis y la neurosis.

Los medicamentos hormonales recetados por un médico corrigen el fondo hormonal en los hombres. La inflamación de la próstata "mata" significativamente todo el sistema genitourinario. Por lo tanto, es importante buscar ayuda médica a tiempo y comenzar el tratamiento (tomar medicamentos).

El tratamiento farmacológico de una próstata inflamada debe ser integral. Se prescriben dos o tres medicamentos con acciones diferentes. Cada uno de ellos afecta a determinadas funciones. Después de la primera dosis del medicamento, ya es posible observar una disminución del dolor, ardor en el perineo. Una semana más tarde, el hombre nota que su sueño nocturno después del tratamiento inicial de la prostatitis se ha vuelto más reparador.

El tratamiento se basa en la antibioticoterapia. Con base en las quejas del hombre y su historial médico, el urólogo elabora un régimen para tomar medicamentos que facilitarán la vida del hombre de la manera más rápida y suave posible.

Cualquier medicamento para la prostatitis se puede tratar en casa. Para algunos medicamentos, el médico escribe una receta, el resto se puede comprar libremente. El tratamiento en el hogar tiene un efecto beneficioso sobre el curso de la enfermedad. Lo principal para los hombres es tomar las pastillas a tiempo, seguir todas las recomendaciones del médico.

Antibióticos para el tratamiento de la prostatitis crónica y aguda en hombres

La inflamación de la próstata a menudo es causada por infecciones de transmisión sexual. En consecuencia, la terapia con medicamentos se basa en el uso de agentes antibacterianos. Básicamente, al paciente se le ofrece terapia antiinflamatoria, que destruirá la causa raíz de la infección de próstata. El tratamiento de la prostatitis aguda y crónica es fundamentalmente diferente. El tratamiento adaptativo y competente solo puede ser prescrito por un urólogo calificado que conozca el historial del paciente.

medicamentos para la prostatitis

Qué antibióticos existen para el tratamiento de la prostatitis en los hombres, qué caracteriza el curso de la enfermedad en la prostatitis crónica, una lista de medicamentos efectivos para la prostatitis, aprenderá en este artículo.

Antibióticos para la prostatitis en hombres: el papel de las drogas.

La mayoría de los hombres piensan que la prostatitis es muy difícil de tratar y que los medicamentos afectan negativamente el estado del cuerpo en general. En parte, esto es cierto si la enfermedad no se trata a tiempo. La prostatitis aguda se puede tratar hasta por dos semanas, la crónica con tratamiento inoportuno de 14 a 28 días.

medicamentos para la prostatitis

El papel de los antibióticos en el tratamiento de la inflamación de la próstata es enorme. Según las estadísticas, en el 95% de los casos, la prostatitis es causada por una infección (virus, bacteria). Es el antibiótico que puede destruir la microflora patógena. Básicamente, cuando se diagnostica una enfermedad, se prescriben antibióticos de un grupo reducido. Si el médico no pudo establecer la causa raíz de la enfermedad, entonces, para empezar, se prescribe al paciente un remedio de amplio espectro.

El antibiótico ayuda a inhibir los patógenos que causaron la inflamación. Cabe señalar de inmediato que tales medicamentos realmente afectan el funcionamiento del hígado, los riñones y el corazón. Es por esta razón que vale la pena someterse primero a un examen detallado del cuerpo y luego prescribir una terapia.

Junto con el tratamiento antibacteriano, el médico prescribe sin falta un complejo vitamínico para un mejor funcionamiento del tracto gastrointestinal, el hígado y los riñones, ya que los antibióticos tienen muchos efectos secundarios.

Pero con el curso correcto, puede curar la prostatitis sin pérdida y no adquirir nuevas patologías.

Tratamiento antibiótico de la prostatitis crónica: cómo iniciar la terapia

Por supuesto, el curso del tratamiento comienza con el diagnóstico. ¿Por qué no puedes automedicarte? La naturaleza de la inflamación de la próstata puede ser diferente. Las infecciones también son diferentes. La inflamación de la próstata puede ser causada por:

  • Escherichia coli;
  • estafilococos, gonococos, clamidia (microorganismos venéreos);
  • Hongos.

Al diagnosticar, se invita al paciente a someterse a un examen de PCR. Ayuda a establecer qué microbio patógeno condujo a la inflamación. Y solo después de identificarlo, se prescribe una terapia con antibióticos de perfil estrecho y, en particular, el medicamento al que las bacterias detectadas son más sensibles.

medicamentos para la prostatitis

El urólogo también prescribe un análisis de sangre, un análisis de orina, el paciente debe tomar un bakposev, etc. Solo después de un diagnóstico bien realizado, se seleccionan medicamentos antibacterianos que afectan localmente la causa raíz del agente causante de la inflamación. Después de todo, hoy en día hay muchos medicamentos del grupo antibacteriano, de los que hablaremos más adelante.

Tratamiento de la prostatitis con antibióticos: cómo tratar

Los antibióticos son los medios más efectivos en la lucha contra la prostatitis.

Tomando este tipo de medicamento, el paciente puede sentir alivio al día siguiente, porque los medicamentos actúan rápidamente sobre el foco afectado, alivian la hinchazón, bajan la temperatura y mejoran la micción.

Pero no olvide algunas reglas que no deben descuidarse en el tratamiento de enfermedades con antibióticos:

  • No se puede interrumpir el curso del tratamiento. Las órdenes deben seguirse hasta el último día. Muchos hombres, sintiéndose mejor durante 5 a 7 días, se niegan a tomar pastillas. En este caso, al paciente se le garantiza una recaída;
  • Si el antibiótico seleccionado no alivia la condición al tercer día, debe comunicarse de inmediato con su médico para reemplazar el medicamento por otro. La ventaja de los antibióticos es que el resultado del tratamiento es visible casi desde los primeros días de tomar el curso;
  • Si el paciente busca un segundo curso de tratamiento para la prostatitis, entonces ya no se puede usar el antibiótico prescrito anteriormente. Por lo tanto, vale la pena recordar los nombres de los medicamentos para brindar la información correcta.
vitaminas en tabletas y frutas para la prostatitis

El tratamiento de la prostatitis crónica no es una tarea fácil, ya que debe elegir el antibiótico correcto que afectará de manera más intensa al microorganismo patógeno deseado. Proporcionamos una lista de medicamentos que contribuyen a la pronta recuperación del paciente.

Preparaciones para el tratamiento del adenoma de próstata y la prostatitis.

Las enfermedades urológicas generalizadas entre los hombres mayores de 30 años son la inflamación de la glándula prostática y la hiperplasia benigna. El proceso inflamatorio que captura los tejidos de la glándula se llama prostatitis, y la hiperplasia, el crecimiento de los tejidos de la glándula, se llama adenoma. A menudo, un paciente puede ser diagnosticado con adenoma de próstata y prostatitis. El adenoma de próstata ejerce presión sobre la uretra y el canal eyaculatorio, como resultado de lo cual se desarrolla la inflamación. Además, la próstata agrandada comprime el recto, por lo que el paciente tiene dificultades para vaciar los intestinos y se produce estreñimiento a largo plazo.

Selección de fármacos para el tratamiento del adenoma de próstata y prostatitis.

Un urólogo se ocupa de las enfermedades del sistema reproductivo masculino. El proceso inflamatorio en la glándula prostática es un trastorno grave y doloroso que, sin tratamiento, se vuelve crónico. La prostatitis crónica es más difícil de tratar que la prostatitis aguda, por lo que es de interés del paciente consultar inmediatamente a un médico. El adenoma tiende a aumentar con la edad, el tumor crece especialmente activamente después de 45-50 años. Adenoma y prostatitis asociada causan:

  • violación de la salida de orina;
  • ganas frecuentes de orinar, incluso por la noche;
  • necesidad imperiosa de orinar, micción involuntaria;
  • dolor durante la eyaculación;
  • disminución de la potencia, impotencia;
  • retención urinaria;
  • sensación de vaciado incompleto de la vejiga;
  • retención fecal;
  • sangre en la orina;
  • olor a orina de la boca;
  • violación de la defecación, estreñimiento;
  • falta de apetito.

La gravedad de los síntomas depende del tamaño del tumor y de la intensidad del proceso inflamatorio. Si el proceso inflamatorio comienza a extenderse por el sistema urinario, se produce cistitis (inflamación de la vejiga) y pielonefritis (inflamación de los riñones). Esto resulta en insuficiencia renal. Debe abordar su salud con toda responsabilidad, porque la prostatitis y el adenoma se acompañan de síntomas dolorosos y desagradables. Para el tratamiento, no puede utilizar ningún método popular, solo la ayuda de un médico profesional ayudará a hacer frente a estas enfermedades sin consecuencias. Es el médico tratante quien conoce todo el historial médico de un paciente en particular quien debe seleccionar los medicamentos. La dosificación y la duración del curso de administración se calculan individualmente.

Un enfoque integrado para el tratamiento de la prostatitis y el adenoma

La hiperplasia prostática benigna y la inflamación concomitante están muy extendidas entre los hombres mayores de 40 años, por lo tanto, con fines preventivos, se recomienda someterse a un examen por parte de un urólogo una vez al año y después de los 60, una vez cada seis meses. Por lo tanto, es posible notar el adenoma de próstata de manera oportuna y monitorear su desarrollo en forma dinámica. Antes de prescribir medicamentos para el tratamiento de la prostatitis y el adenoma de próstata, debe hacer:

  • ecografía transrectal de la glándula;
  • análisis de antígeno prostático específico (PSA).

El urólogo también evalúa:

  • volumen de orina residual;
  • tasa de flujo de orina.

Se deben tener en cuenta las quejas del paciente y su estado general. La prostatitis con adenoma en la mayoría de los casos no es infecciosa, sino que es causada por procesos estancados en la glándula prostática. Por lo tanto, cuanto antes se detenga el crecimiento del adenoma, más rápido pasará la prostatitis. El tratamiento puede ser conservador o quirúrgico. La decisión final solo puede tomarla un médico que vea el cuadro clínico completo. Un proceso inflamatorio agudo en los tejidos de la próstata puede provocar un grave deterioro del estado del paciente, dolor intenso y pérdida de la capacidad de trabajo.

El tratamiento conservador consiste en el uso simultáneo de medicamentos urgentes y a largo plazo:

  • supositorios rectales con efecto analgésico y antiinflamatorio;
  • bloqueadores alfa;
  • inhibidores de la 5-alfa reductasa;
  • laxantes para facilitar las deposiciones;
  • diuréticos para mejorar el flujo de orina y prevenir la cistitis y la pielonefritis;
  • antiespasmódicos para relajar los músculos lisos;
  • relajantes musculares para reducir la tensión muscular del suelo pélvico;
  • microclysters con medicamentos antiinflamatorios y analgésicos;
  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos en tabletas o inyecciones;
  • analgésicos no narcóticos u opiáceos.

Cada grupo de medicamentos de acción urgente tiene muchos nombres, depende del médico seleccionar el tratamiento. No puede tratar la prostatitis y el adenoma de próstata por su cuenta, ya que son enfermedades graves y peligrosas. Todos los medicamentos que actúan rápidamente, como los analgésicos, no afectan la causa de la enfermedad y no ayudan a reducir la hiperplasia benigna. La prostatitis se puede eliminar solo si es posible normalizar el volumen de la glándula prostática. En casos severos, puede ser necesaria la hospitalización y un catéter para drenar la orina. Con el rápido crecimiento del adenoma y con retención urinaria progresiva, debe aceptar el tratamiento quirúrgico. Una de las complicaciones peligrosas del adenoma y la prostatitis es la dificultad para defecar. Como resultado de la absorción secundaria de orina y heces, el paciente recibe intoxicación, se altera el metabolismo normal. Por lo tanto, las áreas prioritarias de tratamiento son la normalización de la defecación y la micción, el alivio del dolor y la eliminación del proceso inflamatorio.

¿Cómo eliminar el adenoma y la prostatitis?

Cuanto antes el paciente comience la terapia, más rápido y fácil será avanzar en la recuperación. Hay 2 grupos de medicamentos para el tratamiento de la prostatitis y el adenoma de próstata que tienen un efecto a largo plazo:

  • bloqueadores alfa;
  • Inhibidores de la 5-alfa reductasa.

Estos medicamentos tienen efectos secundarios y contraindicaciones. Por lo tanto, debe informar al urólogo sobre todas las enfermedades crónicas existentes y otros medicamentos que esté tomando el paciente.

bloqueadores alfa

La tarea clave del tratamiento es la normalización de la micción. La salida de orina se ve afectada por un aumento en el tamaño y el aumento del tono de los músculos lisos de la glándula prostática. Los bloqueadores alfa hacen que las terminaciones nerviosas simpáticas sean menos sensibles a la adrenalina y la noradrenalina. En los pacientes que padecen adenoma de próstata, la actividad de las fibras nerviosas aumenta, lo que provoca espasmos y tensión de los músculos lisos que rodean la próstata.

El uso de bloqueadores alfa le permite lograr los siguientes resultados:

  • relajación del cuello de la vejiga;
  • relajación de los músculos de la próstata;
  • disminución de la resistencia al flujo de orina;
  • libre paso de la orina a través de la uretra prostática.

Los bloqueadores alfa tienen un efecto acumulativo, se necesitan de 2 a 4 semanas para aliviar la condición del paciente. En medicina, estos medicamentos también se usan para bajar la presión arterial, por lo que los efectos secundarios de tomarlos incluyen:

  • dolor de cabeza;
  • debilidad;
  • mareo;
  • disminución del rendimiento, fatiga.

En total, hay más de 60 nombres en este grupo de medicamentos. La elección de un medicamento específico la realiza el médico tratante, teniendo en cuenta el estado general de salud del paciente. La terapia se prescribe para un curso muy largo, en algunos casos de por vida.

Inhibidores de la 5-alfa reductasa

La segunda tarea del tratamiento farmacológico del adenoma de próstata y la prostatitis es detener el crecimiento del tumor. Los tejidos de la próstata aumentan con la participación de la testosterona. La 5-alfa reductasa es una enzima que convierte químicamente la testosterona en otra hormona, la dihistestosterona. La digitestosterona tiene un efecto más fuerte sobre los receptores de andrógenos en los tejidos de la próstata. Un inhibidor es una sustancia que previene una reacción química en su totalidad al capturar una de las enzimas activas. Los inhibidores de la 5-alfa reductasa neutralizan parcialmente la digistosterona, lo que conduce a una disminución de la tasa de crecimiento del adenoma. El uso a largo plazo de drogas da los siguientes resultados:

  • el tamaño del adenoma se estabiliza y luego comienza a cambiar hacia abajo;
  • el flujo de orina se normaliza;
  • se elimina el proceso inflamatorio en la glándula prostática.

Para lograr un efecto pronunciado, es necesario usar inhibidores de la 5-alfa reductasa durante al menos 3-6 meses. La mayoría de las veces se prescriben a pacientes con un volumen de próstata de más de 30-40 ml. Efectos secundarios que son posibles del sistema reproductivo debido a la falta de testosterona:

  • disminución de la calidad de la erección;
  • disfuncion erectil;
  • trastorno de la eyaculación;
  • disminución en el volumen de líquido seminal durante la eyaculación.

Como muestra la experiencia clínica, todos los efectos secundarios se eliminan o se vuelven menos intensos después del primer año de uso de los medicamentos.

El urólogo le ayudará a elegir la opción más adecuada para cada paciente. Si se producen efectos secundarios, debe hablar sobre su bienestar con su médico para que pueda ajustar la dosis o el curso del tratamiento. Los pacientes con adenoma de próstata y prostatitis tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de la glándula, por lo que deben ser tratados oportunamente y visitar al urólogo cada seis meses para un examen preventivo.